Discurso Graduación - 2º BTO

Hola a todos, madres, padres, amigos, profesores, familiares, llegó el gran día. Es el día que llevábamos esperando desde que comenzamos en septiembre este último curso. Un curso lleno de esfuerzo, lágrimas, risas, agobios, pero lo hemos logrado. Y como vuestro delegado quiero deciros que estoy muy orgulloso de todos vosotros, pues a pesar de todo lo vivido tengo claro que aquí tengo conmigo una familia. Que como en todas las familias ha habido riñas, enfados, pero sobre todo risas y unión y por ello os estoy muy agradecido. Agradecer a los profesores/as a tod@s y cada uno de ellos, pues formareis parte de nuestra vida siempre, ya sea en la memoria o en los valores que habéis dejado en cada uno de nosotros.

Dar gracias a los padres y su papel imprescindible de ser nuestro máximo apoyo en el día a día, los que no han faltado en los momentos importantes y entregan su confianza plena hacia nosotros, gracias por querernos sin límites.

Me gustaría hacer un repaso por todo este gran colegio, que formará parte de nuestra vida desde siempre y para siempre.

Todo comenzó en educación infantil, la generación Z, los niños del 2001, del siglo XXI. Una generación de niños intrépidos, que viven de la mano de las nuevas tecnologías y de la era de la información. Aquel primer día comenzaba nuestra vida escolar, el origen de nuestros estudios, en que nos recibió con los brazos abiertos Carmen, con ella aprendimos las vocales y el abecedario, y otras cosas fundamentales para aprender a leer, hasta segundo incluido, gracias por enseñarnos a ser grandes, siendo los más pequeños. En tercero tuvimos a Ángel, muchas gracias por esa energía que nos transmitías, con tu guitarra hacías magia, la verdad. Eso sí, más de uno de los que estamos aquí nos pasamos varias horas en el castillo entretenidos...

De ahí pasamos a Primaria, una nueva etapa de nuestra vida había comenzado. Con Rosamar, fueron dos años de comenzar a hacer deberes y estudiar. Los padres preguntándonos la lección y estableciéndose una base en nosotros que nos servirá para toda nuestra vida estudiantil.

Después llegaron María Ángeles y Mamen en 3º, donde seguíamos adquiriendo nuevos conocimientos y aumentando nuestras ganas de crecer. 4º de Primaria fue un año a destacar, pues tuvimos la prueba del diagnóstico, era nuestra primera prueba que hacíamos que no fuera para nuestras calificaciones en el colegio. Felipe nos supo llevar genial ese año y la verdad que la pasamos todos muy bien.

En 5º y 6º nos tocó con Celia, vaya dos años pasamos junto a ella, nos preparó para la nueva etapa que llegaría a nuestras vidas, la ESO. Me gustaría destacar la educación física siempre presente como asignatura preferida en nuestras vidas, impartida por Julio y Nacho en 6º y toda la ESO, gracias por amenizarnos esos días que la teníamos.

También, cómo no nombrar el equipo de fútbol que formábamos muchos de los que hoy aquí estamos presentes, comenzábamos con derrotas por 20-0 en prebenjamines a acabar quedando subcampeones en alevines. Agradecer a Julio, Nando, Raúl, Juan Carlos y Patricia por habernos entrenado durante aquellos años, siempre confiando en aquellos chicos que disfrutaban con un deporte tan bonito como es el fútbol. Y en cuanto al baloncesto, agradecer a Pedro y Sara que dirigieron a los dos equipos que formaban a una final de copa en la que ya estaba asegurada la victoria del colegio.

Comenzó otra nueva etapa de nuestra vida, se acabó el tener una profesora/o que nos diera todas las asignaturas, nuevo método de exámenes, nuevas formas de estudio, de trabajo. Fueron 4 años intensos en los que siempre fuimos una clase “rebelde”, en la que los profes les costaba impartir sus clases, pero imposible de quitarnos la sonrisa de nuestras bocas. Tuvimos unas cuantas anécdotas que muchos de vosotros ya conocéis…

Os acordáis de “Jesusito”, como para no, eh chicos... De los recortes de antiguos compañeros, de las peleas, las expulsiones, los líos amorosos, sonidos de móviles, Zipi y Zape, el banco del pasillo de francés, los yes yes y no no, momentos inolvidables que quedarán en la etapa de nuestra adolescencia.

Muchos de los que éramos han tomado caminos distintos, pero me gustaría agradecerles a aquellos compañeros y compañeras que hoy no están presentes pero que han formado parte de etapas tan bonitas como han sido la Primaria y la ESO, que por cierto, muchos de ellos hoy también se gradúan.

Tras todo esto llegó el INFIERNO, MORDOR, LA MUERTE, tranquilos chicos que si hemos llegado hasta aquí es que tampoco ha sido para tanto, El Bachillerato.

El elegido fue el señor JR de tutor, un ejemplo como persona y profesor, aquí como representante de todos me gustaría agradecerte todo lo que has hecho por nosotros, las charlas, los consejos, el cariño, pero sobre todo de ti me quedo los valores que transmites JR, muchas gracias.

Somos una clase formada por 14 alumnos, 10 científicos y 4 científicos pero con tendencia a letras... El caso que ya este año había que empezar a tomarse las cosas en serio, en dos años comenzaría nuestra futura y esperadísima etapa universitaria. Sabiendo que nos jugábamos bastante y ya siendo personas adultas, pasamos de ser la clase “rebelde” a la “deseada” por los teachers. Atendíamos, “trabajabamos", y adquiríamos cada vez más y más madurez tanto como persona, como por estudiante.

Hemos vividos dos años intensos en los que destacamos el viaje disfrutado por la mayoría de nosotros, con recuerdos como la fobia del historiador de la clase por las gaviotas, el hurto en la tienda de M&M´s donde nos pillaron, pérdidas por Bournemouth, por Londres, un viaje lleno de momentos preciosos al lado de esta familia.

Hoy llegamos al final de un viaje, al desenlace de una historia que comenzó años atrás, pero no quiero que pongáis un punto final, que sea un punto y aparte que siempre tengáis presente. Y como no quiero olvidarme de nadie, quiero que tengáis presente en vuestra vida la síntesis clara y concisa y comentarios joco-festivos de Emilio, que veáis la vida positiva como el pulgar hacia arriba de Mayo que ordenaba ponerse de pie, que adquiráis la exactitud de decir que tardáis 1 minuto y hacerlo, como hace Gabriel. Que lleguemos a ser becarios como Mariano, con nuestra filosofía barata en la cabeza impartida por Ana. Que seáis vuestros propios técnicos de la vida como hace Domingo ante cualquier problema informático. ¡Y nada de robar wifis Antonio! Que coloquéis memes en vuestros powerpoints y digáis piropos biológicos a nuestr@s queridos como os ha enseñado Sofía. Que cada vez que nos hablen de química os acordéis del sonido de la cremallera de Estefanía. Cuando veáis telenovelas que os venga a la mente los reyes y gobernantes de España, que en la discoteca bailéis como hace Juan Ramón al hacer sintaxis. Que cuando pierda el Barsa os acordéis de lo feliz que estará el Director, profesor de la filosofía cara, Fernando. Que no hace falta irse muy lejos para hablar inglés, Sinlabajos is not Spain. Y cuando observéis arte recordad a Mayte y sus artes plásticas.

Así que chicos no me enrollo más y como diría Fátima, no me toquéis las permutaciones y os obligo a enfrentaros a la EBAU sin miedo y a ser felices, porque ¿quién ha dicho que esto sea una democracia? Así que lograd vuestros sueños, teniendo presente siempre los valores que nos han inculcado. Muchas gracias por el cariño, la cercanía, la familiaridad que nos habéis mostrado haciéndonos estos cursos más amenos. Tras 15 años toca despedirse, es increíble que ya hayamos llegado aquí, pero como todo en la vida, ha llegado su final.

Estoy segurísimo de que os echaremos de menos, muchísimas gracias Colegio San Agustín!!!

Enhorabuena chicos y chicas!! Muchas gracias a todos!!

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Aviso Legal